Fisioterapia Respiratoria, Geriátrica y Neurológica

Fisioterapia Respiratoria

El objetivo de la fisioterapia respiratoria es conseguir una mejoría de los síntomas y enlentecer la progresión de la enfermedad, consiguiendo la máxima capacidad física, mental, social y laboral de cada paciente.
Los procedimientos se basan en dos puntos:
- La terapia física, que consistirá en fisioterapia respiratoria y ejercicios respiratorios.
- El entrenamiento muscular, tanto general, como de los músculos respiratorios.

Drenaje postural:
Es la técnica que mejor se tolera y la preferida para la eliminación de las secreciones. El objetivo de esta técnica es conseguir que las secreciones drenen por acción de la gravedad hacia bronquios mayores, traquea, hasta conseguir expulsarlas con la tos.
Para realizar este drenaje postural, es preciso colocar al paciente en la situación más adecuada, según la zona del pulmón que deseemos drenar. Cada posición debe mantenerse durante 3-5 minutos. Antes de comenzar la técnica, es necesario que el paciente sepa toser y respirar de forma profunda y eficaz. No debe realizarse cuando el paciente está recién comido.
Percusión y vibración:
Se usan asociadas a la técnica de drenaje postural. La percusión consiste en dar palmadas, de una manera rítmica, con las manos huecas. El objetivo que persigue es desalojar mecánicamente las secreciones espesas adheridas a las paredes bronquiales. La vibración consiste en la compresión intermitente de la pared torácica durante la espiración, intentando aumentar la velocidad del aire espirado para, de esta manera, desprender las secreciones.
Educación de la tos:
Esta técnica consiste en enseñar a toser, después de una inspiración profunda, durante la espiración, procurando hacerla en dos o tres tiempos para un mejor arrastre de las secreciones.
Está indicada en el pre y postoperatorios de pacientes con excesivas secreciones, así como en las situaciones de producción excesiva de esputo. Ejercicios respiratorios:
Los ejercicios respiratorios tienen como objetivo disminuir el trabajo respiratorio, mejorar la oxigenación y aumentar la función respiratoria. Se realizarán una vez al día.
Fisioterapia respiratoria en pediatría:
Tratamiento de la bronquiolitis del bebé y de las patologías respiratorias infantiles.

Fisioterapia Geriátrica

La fisioterapia geriátrica es una rama de la fisioterapia destinada al tratamiento y rehabilitación de aquellas patologías que afectan a las personas de la tercera edad (mayores de 65 años).
En este campo es muy importante realizar una buena valoración de todo el historial del paciente, en especial de sus antecedentes médicos. Los objetivos más importantes son aquellos enfocados a mantener en la medida de lo posible la autonomía del paciente, mediante técnicas de movilización articular, ejercicios activos asistidos, reeducación al esfuerzo, valoración y reducación de la postura, marcha y equilibrio, así como el entrenamiento para la prevención de caídas y ejercicios enfocados a las actividades de la vida diaria (AVD).
Es muy importante entender las limitaciones en este campo y la importancia de los factores psicológicos a la hora de enfocar los tratamientos, conllevando esto una labor de acompañamiento por parte del fisioterapeuta a lo largo de todo el tratamiento.

Fisioterapia Neurológica

La fisioterapia neurológica es la rama de la fisioterapia que trata trastornos de la movilidad, el equilibrio y el movimiento derivado de las patologías de origen neurológico y las secuelas producidas por las mismas.
Estas patologías son el Parkinson, el Síndrome Parkinsoniano, las Hemiplegias, las Polineuropatias, Accidentes Cerebro- Vasculares o Ictus, Derrames cerebrales, Esclerosis Múltiple, Esclerosis Lateral Amiotrofica (ELA), Distrofias Musculares de Becker y Duchenne...
La fisioterapia neurológica es una herramienta de ayuda ante los trastornos de movimiento, alteraciones en el equilibrio y la postura, espasticidad, incoordinaciones ante las actividades de la vida diaria, mareos, alteraciones de la marcha...