Ultrasonidos y Electroterapia

Ultrasonidos

La aplicación de ultrasonidos produce beneficios físicos mediante la aplicación de vibraciones en tejidos dañados.
El ultrasonido produce efectos mecánicos en los tejidos gracias a la vibración que se da en el organismo, la cual hace que aumente la temperatura local en la zona (efecto físico).

Sus beneficios son:

  • Favorece la relajación muscular
  • Aumenta la permeabilidad de la membrana
  • Aumenta la capacidad regenerativa de los tejidos
  • Efecto sobre los nervios periféricos
  • Reducción del dolor
  • Disminución o aumento de los reflejos medulares según la dosis aplicada
  • Aceleración del proceso de regeneración axónica a dosis de 0.5W/cm2 y aumento de la actividad enzimática en el cabo distal de un axón en regeneración
  • A dosis de 2W/cm2 se retrasa el proceso de regeneración

Electroterapia

La electroterapia utiliza la energía eléctrica para mejorar tejidos dañados o enfermos.
La electroterapia consiste en la aplicación de energía eléctrica al organismo (de diferentes formas), con el fin de producir sobre él reacciones biológicas y fisiológicas, las cuales se aprovecharán para mejorar distintos tejidos cuando se encuentran en enfermedad o con alteraciones metabólicas de las células que componen dichos tejidos, que a su vez forman el cuerpo humano.
Se basa en los fenómenos provocados en los tejidos por el paso de la electricidad.